Welcome to KJ.COM

By clicking Submit you verify that you are 21 years of age or older and agree to our cookie policy.

View our cookie policy

Submit

¿SE DEBE AÑEJAR EL VINO?

Recientemente participé en una degustación que revisitó la cosecha del 2002. Es siempre interesante ver cómo van cambiando los vinos con el tiempo y la edad, y eso nos lleva a la pregunta: ¿debe usted añejar los vinos en su casa?

La gente me pregunta todo el tiempo, ¿Cuánto tiempo debo esperar antes de abrir una botella de Kendall-Jackson cab? La respuesta corta es que, aunque el vino es muy agradable ahora mismo, será mucho mejor en 3-5 años—y continuará siendo excelente durante la siguiente década o más.

Cuando se trata de nuestros vinos Cabernet, creo que tenemos que hilar fino. Al público americano que aprecia el vino le gusta mucho los vinos jóvenes con intense fruta. Pocas, si hay alguna, botellas se acuestan para que se añejen. Lo que queremos es embotellar un vino que sea agradable en su juventud, y que se suavice y desarrolle sin deteriorarse muy rápido con los años.

Dadas las fuentes montañosas, muchos de nuestros Cabernets pueden añejarse muy bien con el tiempo. Los vinos requieren aereación o decantación en su juventud para realmente mostrar todo el carácter de la fruta y la amplitud de paladar. La mineralidad del Grand Reserve Cab, por ejemplo, grita durante los primeros años, opacando la fruta hasta que pueda respirar adecuadamente. Con el tiempo, se suaviza y se integra dentro del vino. Los vinos del 2005 están apenas comenzando a abrirse.

En muchos casos, la recompensa de esperar para abrir esa botella especial bien vale la pena. Requiere paciencia y el espacio de almacenamiento apropiado.  Pero hay una forma de no esperar tanto tiempo; sugiero que la gente compre una caja. ¿Por qué? Porque entonces será posible disfrutar una botella o dos mientras son jóvenes y aún acostar algunas para disfrutarlas durante la siguiente década. Personalmente, me estoy preparando para acostar ahora mismo una caja de botellas del 2008 Grand Reserve Cabernet.

La mayoría de vinos blancos se hacen para tomarse mientras son jóvenes. Su característica más interesante, su carácter frutal, se va acabando con el tiempo. La excepción a esto es algunos Rieslings y vinos dulces, que pueden tomar características terciarias aún más interesantes que su fruta inicial y primaria.

Ya sea lo que usted prefiera, los vinos jóvenes o los vinos con algún añejamiento en botella, hay algo para todos. Esta es la belleza del mundo del vino. El degustar un vino añejo es como un viaje a través de los recuerdos que nos da la oportunidad de viajar en el tiempo cuando descorchamos una botella.

Y ahora de regreso a la degustación de la cosecha del 2002. Los vinos estaban excelentes. Fue fantástico ver lo bien que se habían conservado. En retrospectiva, es difícil creer que estos vinos tengan cerca de 10 años. Muchos todavía tenías la exuberancia de la juventud, con taninos masticables y densos que sin duda persistirán audazmente en la botella por muchos años por venir.

Así que acueste algunas botellas y, confíe en mi, las podrá disfrutar los recuerdos con familia y amigos, porque después de todo, el compartir el vino es la mejor parte. ¡Salud!

Our Accessibility and Shipping documents have been recently updated.